16 de marzo de 2014

LA TAGLIATELLA (CORNELLÀ DE LLOBREGAT, BARCELONA)

La Tagliatella (Cornellá de Llobregat), 13 de Marzo 2014

Cosas buenas y cosas malas

La Tagliatella
Centro Comercial Splau!
Avinguda del Baix Llobregat, s/n, 
08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona
Tf. 93 471 92 53

Valoración: 3.25/5
Puntos fuertes: Buenos antipasti/Pasta bien elaborada/Raciones enormes
Puntos débiles: Precios de carta excesivamente caros/Según el restaurante el servicio deja mucho que desear/Decoración un poco hortera en ciertos aspectos


 
 
 



Quizás algunos estéis extrañados o alucinando por el hecho de que le esté dedicando un post en mi blog a un restaurante de la franquicia TAGLIATELLA. Ya escribí hace un tiempo una opinión sobre un restaurante UDON y creo que el fenómeno TAGLIATELLA también merece como un mínimo dedicarle una entrada, ya sea para comentar lo que me gusta y lo que me disgusta de este tipo de restaurante.

La verdad es que esta franquicia ha crecido como la espuma en los últimos años, sólo en Barcelona ciudad puedes encontrar unos 18 establecimientos TAGLIATELLA y luego también puedes localizar alguno en muchas ciudades cercanas de Barcelona (Cornellá, Hospitalet, Cerdanyola, Terrassa, Sabadell, Rubí, Viladecans, Castelldefels,...). Yo he visitado varios de estos restaurantes, 2 en Cornellá, 1 en Badalona y un par en Barcelona centro. No soy un incondicional de esta franquicia, pero debo reconocer que se puede comer decentemente en cualquiera de estos restaurantes.

El último que visité fue el inaugurado recientemente en el centro comercial SPLAU! en Cornellá de Llobregat junto al nuevo estadio del R.C.D. ESPANYOL. Si analizamos el envoltorio o exterior de estos restaurantes podemos encontrar varios trazos comunes. La decoración es idéntica en todos los locales de la franquicia, visto uno vistos todos; todo en tonos rojos/granates y todo muy recargado para mi gusto. La ambientación no deja indiferentes, o te encanta o te parece una gran horterada; a mí hay cosas que me parecen de buen gusto y otras que no me encajan, ¿qué pinta una palmera de pega dentro de un restaurante italiano?. El nivel de servicio es aceptable por los pelos, en la mayoría de restaurantes que he visitado no me encontrado precisamente con camareros que fuesen la alegría de la huerta; el personal del restaurante del SPLAU es bastante atento aunque lento. Muchas veces me da la sensación de ser restaurantes cortos de personal y que se ven sobrepasasados por la carga de trabajo que tienen, suelen tardar bastante en tomarte nota del pedido y en acabar de servir los platos/traer la cuenta.

La carta es bastante extensa en todos sus apartados pudiendo combinar diferentes tipos de pastas con diferentes variedades de salsas/condimentos. También es bastante amplia la variedad de pizzas y sirven buenas pizzas con masa fina y bastante cargadas de ingredientes:






























La carta de postres es también variada y con propuestas interesantes, los precios van de los 5-7 euros y son
postres bastante grandes y difíciles de acabar. El tiramisú es bastante recomendable y mi preferido es el CIOCCOFONDANTE:



























Lo que me parece poco lógico son los precios de carta que se gastan estos restaurantes. Las pizzas están sobre unos 13-16 euros y los platos de pasta también entre los 13-18 euros. Estamos hablando de un restaurante tipo franquicia no de un restaurante italiano autóctono o de autor. Me parece excesivo que en un establecimiento de este tipo la cuenta por persona alcance 40-45 euros/persona pidiendo primero+segundo+postre+bebida. Quizás lo pretendan justificar con la excusa de que sirven raciones muy generosas y que en muchos casos la gente pide platos a compartir y esto hace menguar el coste final de la cuenta. A mi este tipo de argumento no me sirve, lo adecuado es encontrar un equilibrio entre la calidad, cantidad y el precio final de carta; sirven comida aceptable y la pasta no está mal, pero no para pagar esos precios, Prefiero que me sirvas una ración equilibrada al apetito normal de una persona y pagar un precio más razonable. Yo pago por la calidad más que por la cantidad; te pueden servir un plato que es una auténtica basura y no te lo va a compensar el hecho de que te pongan una cantidad generosa, si el plato está mal preparado nada te puede servir de excusa.

Otra cosa que me pone de los nervios en estos restaurantes está relacionada con la colocación de los clientes en las mesas. Me ha pasado en casi todos los TAGLIATELLA que he visitado y deber ser una consigna común para el personal de servicio, sea la hora que sea y aunque el restaurante esté totalmente vacío tenéis que apelotonar a los clientes unos encima de otros. Te tomas la molestia o haces el esfuerzo de llegar al restaurante justo cuando abren para poder disfrutar de una comida más tranquila en un momento en el que hay pocos clientes dentro, pero los camareros te colocan en una mesa y van ubicando a todos los que van entrando justo a tu lado o detrás tuyo aunque tengan todo el comedor vacío. Como ya digo me ha pasado en varias ocasiones y más de una vez extrañado por este mala costumbre, me he levantado y me he cambiado de mesa sin dar explicaciones, no siempre el roce hace el cariño podría explicarles.

Así fue la última comida en el TAGLIATELLA del SPLAU!. Como se trataba de una comida rápida y dado el gran tamaño de los platos, pedimos sólo como apertivo el surtido de FOCACCIAS DE LA CASA, están  buenas y llenan bastante:



























Yo pedí un plato de pasta con TRIANGOLI RELLENOS DE PERA Y GORGONZOLA CON SALSA
MAGRET TARTUFINO (crema, magret y trufa negra). La pasta que sirven suele estar bien cocinada y los condimentos son de buena calidad.



























Mi acompañante pidió un CALZONE TOSCANO, muy bien la masa y el toque del vinagre balsámico en el interior enriquece el sabor. Preparan pizzas bastante aceptables.



























De postre pedí COPPA DI FIOR DI LATTE CON CIOCCOLATO FUSO, crema de helado de mascarpone sobre fondo de chocolate caliente. La gracia de este postre es el contraste de sabores y temperaturas entre el mascarpone/chocolate. El problema es que si el mascarpone lo sirves demasiado frío anulas su sabor y si el chocolate está templado tirando a tibio se pierde toda la gracia del postre. En definitiva, mal ejecutado para mi gusto. Lástima porque quería probar algo diferente de lo que suelo pedir en este restaurante.


























Mi acompañante no quiso tomar riesgos y pidió un valor seguro, el CIOCCOFONDENTE, crema de mascarpone con chocolate fundido, bizcocho y crujiente de chocolate. En mi opinión, es el mejor postre de su carta.


























No se come mal en los restaurantes TAGLIATELLA, pero no es la mejor comida italiana que puedes probar en Barcelona y la relación calidad/precio es bastante mejorable, insisto en que lo que importa no es la cantidad y sí la calidad (eso sí, sin que te timen con raciones miniatura).

2 comentarios:

  1. Si jo publico aquest, els meus "anònims enemics" em crucifiquen... :)

    Comparteixo el que dius de la RQP dolenta, però han aconseguit a través de marqueting, fer creure a molta gent que no surt massa, de que és italià autèntic...

    Jo el conec de quan estic per Cambrils i vull anar al cinema i em toca anar al centre comercial Les Gavarres, on La Tagliatella, és el menys infame del poligon... :)

    Salutacions,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És una opció pròpia de centre comercial o de que no tens res a prop. És molt car comparat amb altres italians que són autòctons.

      Eliminar